Free Web Hosting Provider - Web Hosting - E-commerce - High Speed Internet - Free Web Page
Search the Web

PARA LA HISTORIA
LA TRAICIÓN DE CAMARONES

CORRESPONDENCIA CAMBIADA CON EL
 SR. ELIODORO CAMACHO
sobre  "LA TRAICIÓN DE CAMARONES"
Por MIGUEL TABORGA
TIPOGRAFÍA DEL CRUZADO
Calle Bolívar 72
1889
BIBLIOTECA NACIONAL DE BOLIVIA
CP/GML- 159
Documento original propiedad del Archivo Nacional de Bolivia ofrecido gentilmente por la Dirección del Primer Repositorio Nacional al Dr. Gastón Cornejo Bascopé Presidente de la Sociedad de Geografía, Historia y estudios Geopolíticos de Cochabamba en abril 2013.

 “La historia está llena de grandes catástrofes producidos por causas las mas despreciables, se ha dicho un escritor eminente, resumiendo en pocas palabras una observación á que se presta cada página de la historia.

Sin ir muy lejos, la guerra del Pacífico fue ocasionada por un impuesto de diez centavos, y el desastroso fin de esa guerra se encadenó de un modo fatal con la vergonzosa retirada de Camarones.

¿Quién o quienes fueron responsables de aquel acto proditorio?

Acreditadas plumas chilenas han pintado ya la guerra del Pacífico con los rasgos propios de una epopeya gloriosa para Chile; otra pluma por adopción peruana ha tejido la misma historia con menos fantasía, pero con algunas apreciaciones no sólo estrechas sino injustas respecto a  Bolivia.

Nadie que yo sepa ha intentado entre nosotros disipar esas sombras; y lo que es más, no ha pasado de deseo el proyecto de terciar por nuestra parte en aquella narración. Ni siquiera hemos hecho procurado esclarecer algunos hechos de responsabilidad trascendental, para discernir a sus autores la corona o la argolla. Uno de esos sucesos, y a mi juicio capital, es el de Camarones, que no sólo influyó de un modo decisivo en el desenlace de la guerra, sino también en el cambio súbito de nuestra política interior, antes aún que el hecho de 27 de diciembre diera a Daza el supremo castigo de la ineptitud: volver a la naa.

Repito: ¿quién o quienes son los responsables de la desgraciada y afrentosa retirada de Camarones? Todo lo que contribuya a fijar el fallo de la historia  (continua página 2 y 3)(hasta la pagina 34)
 

“Debe tener presente, Señor General, que yo no he tratado de colgar el sambenito ni a Ud ni a nadie. Tenía formado mi juicio, pero lo callaba; se me provocó, me vi precisado a levantar una punta del velo. Volví a guardar mi habitual silencio, a pesar de nuevo desafío.

La primera carta de Ud vino a sacarme, de mi retraimiento: con todo, contesté lo más preciso. Pero vuelvo a ser honrado con una nueva misiva que demandaba contestación más larga; la he dado, buena o mala, porque no debemos juzgar nosotros, pero dilucidando un punto histórico y sin ánimo de ofender a nadie. Termino aquí y doy por finalizada mi correspondencia. Pero no lo haré sin ofrecer los respetos y consideraciones con que me repito del Sr. General, atento y S.S.

Miguel Taborga

Sucre, septiembre 1º de 1887.